Ortodoncia y Odontopediatría

Ortodoncia

Objetivos

  • Nivelar los dientes.
  • Optimizar su recíproca intercuspidación.
  • Evitar disarmonías oclusales funcionales.
  • Durante el periodo de crecimiento facial, modelar el desarrollo de los maxilares.
  • Mejorar la estética hasta donde los procedimientos ortopédicos u ortodóncicos lo permitan (a veces se requiere, además, cirugía ortognática y/o cirugía estética ).

Naturaleza del tratamiento

Para conseguir estos fines existen muchas alternativas técnicas de tratamiento:

  • La más habitual es la ortodoncia fija (también con distintas submodalidades).
  • Se puede emplear, para casos concretos, ortodoncia removible : placas móviles activas, aparatos ortopédicos bucofaciales, dispositivos flexibles, etc.
  • En muchas ocasiones hay que combinar varios de estos tratamientos.

Previamente a decidir el plan de tratamiento el paciente deberá someterse a una serie de pruebas previas entre las que se incluyen varias radiografías, y puede ser necesario repetirlas a lo largo del tratamiento.

El plan de tratamiento y su duración varía notablemente de un caso a otro. Además, puesto que el tratamiento trascurre durante un tiempo largo y en ese periodo puede ocurrir que una variación imprevisible del crecimiento óseo facial o alguna modificación en la erupción dentaria, en ocasiones puede ser necesario cambiar el plan de tratamiento . Esto puede suponer su mayor duración o incluso requerir en ocasiones la extracción de dientes definitivos para conseguir más espacio o de dientes temporales para controlar la erupción dentaria.

 

Odontopediatría

La odontopediatría es la “odontología conservadora para niños”.

Se utilizan básicamente las mismas técnicas que en la odontología conservadora de adultos, adaptadas a la idiosincrasia psicológica infantil y a las situaciones de crecimiento y desarrollo distintas.

Naturalmente, en una boca en crecimiento encontraremos patologías diferentes a las de los adultos y por lo tanto se adaptan los instrumentos y las técnicas a esa situación, así como la aplicación de tratamiento psicológico adecuado a cada edad. La actitud de un niño al enfrentar un tratamiento odontológico es distinta a la del adulto y precisa una respuesta adecuada por parte del profesional.

Hay que afrontar primero la eliminación de temores y la ansiedad del paciente infantil. El odontopediatra es un dentista psicólogo.

Su trabajo consiste en restaurar las piezas dentarias dañadas por la caries y en prevenir la aparición de las enfermedades dentales, sean destructivas o de crecimiento y desarrollo, por lo que debe colaborar estrechamente con el ortodoncista.